domingo, 17 de febrero de 2013

Arnold Newman, el arte del retrato.

Igor Stravinsky. Arnold  Newman. New York -1946.
"El segundo plano tiene que sumarse a la composición y ayudar a comprender al personaje. Hacer sólo el retrato de alguien famoso no significa nada."
Arnold Newman


Arnold Newman demostró desde su infancia y su adolescencia un pro­fundo talento para el dibujo y la pintura. Después del período escolar, comenzó sus estudios de arte en la Universidad de Miami, que sin em­bargo debió interrumpir por razones económicas. A los veinte años de edad aceptó un puesto en un estudio de retratos de Filadelfia, que iba a convertirse en el primer peldaño de una exitosa carrera de fotógrafo. En sus primeras épocas, Newman concentró su trabajo en la fotografía so­cial y documental, que practicaba en los barrios negros de West Palm Heach, Filadelfia y Baltimore. A comienzos de los años cuarenta se fue especializando cada vez más en el retrato, y llegó a ser un fotógrafo-estrella de artistas, hombres de letras, músicos y otras personalidades de renombre. En ese género, Newman desarrolló un estilo muy personal, conocido bajo la denominación «retrato de ambiente». La expresión designa esa particularidad suya de incluir en el retrato objetos típicos y característicos del ambiente en el que se desenvuelve la persona retra­tada, que remiten a su actividad y su forma de pensar. Newman afirmó a propósito de su trabajo: «Yo no me intereso demasiado por el aspecto puramente documental. Por el contrario, prefiero reflejar las impresiones que me produce cada individuo, por medio de ese lenguaje en permanente evolución que es la fotografía.» 
(Marianne Bierger-Thielemann)

Leonard Bernstein, Philharmonic Hall, New York, 1968

Josef Albers, New York 1948.

Manuel Álvarez Bravo. New York

Piet Mondrian. NY, 1942

Jean Dubuffet. Vence-France 1951. Arnold Newman

Roy Lichtenstein. South Hampton. Arnold Newman

Ieoh Ming Pei, architech.  Arnold Newman 1967.

Marilyn Monroe. Arnold Newman.

Grandma Moses Eagle-Bridge. Arnold Newman.

Ruth Bernhard, 27 January, 1997 -by Arnold Newman