viernes, 12 de octubre de 2012

Català-Roca. Obras maestras

Català-Roca. Obras Maestras. Ediciones LA FÁBRICA

Francesc Català-Roca (Valls 1922 - Barcelona 1998), Premio Nacional de Artes Plásticas en 1983, ha sido sin  duda uno de los fotógrafos que mejor ha retratado la realidad española del singular periodo del siglo XX que se corresponde con los largos años de la postguerra y el franquismo. En un país pobre, provinciano, que curaba sus heridas de guerra y pugnaba por salir de su aislamiento él fue el primero en introducir la nueva fotografía de calle, tratando a su modo de emular lo que Robert Doisneau o Enrí Cartier-Bresson hacían al otro lado de los Pirineos.
Hijo del también fotógrafo Pere Català i Pic, Francesc aprendió de este una impecable formación técnica y un dominio magistral del oficio, que abarcaba desde las tradicionales funciones del fotógrafo profesional (incluyendo bodas, comuniones y bautizos) al trabajo de estudio, fotografía publicitaria e ilustración de libros. Viajero incansable, su trabajo como testigo de un país anclado en el pasado que comenzaba a cambiar a velocidad de vértigo se tradujo en más de 60 libros, algunos de ellos autenticas joyas que recogieron una realidad que tardaría muy poco en desvanecerse para siempre. Además fue un singular notario de la vida bohemia de la Barcelona de su tiempo y desde joven supo entablar una privilegiada relación con artistas clave, especialmente con Dalí y Miró, lo que le llevó posteriormente a colaborar con otros más como Josep Lluis Sert, Antoni Tapies o Eduardo Chillida. A propósito de esto contaba el propio Català-Roca como con ocasión del reportaje que realizó a Dalí en el Parque Güell en 1953 hizo que este posara para un "minutero" (aquellos antiguos fotógrafos callejeros con viejas cámaras de trípode de madera y paño negro que revelaban sus copias en minutos). Mientras el minutero hacía su trabajo Francesc le preguntó si pensaba exponer una copia de la fotografía al público. "¿Porqué?" le preguntó asombrado el hombre. "Pues porque este señor es un pintor mundialmente famoso ¿De veras no lo conoce?". El minutero, aprovechando que Dalí miraba (o hacía que miraba) para otro lado le contestó secamente y con cara de pocos amigos: "Pues no... Y además este tío es muy feo..." Esa era, fuera de la propaganda oficial y los tópicos de pandereta y castañuela, la España real de hace ya más de medio siglo que recogió para la memoria en sus impagables imágenes de un maravilloso blanco y negro Francesc Roca-Català, el último de los grandes "monocromáticos" (como él mismo se denominaba) de este santo país nuestro.

Salvador Dalí en el Parque Güell, Barcelona 1953.
Floristas en La Rambla. Barcelona, 1950.
Marineros en el Barrio Chino. Barcelona, 1953
Iglesia derruida por efecto de la guerra. Madrid, 1955.
Madrid, 1955.
Llegó la Navidad. Barcelona, 1950.
Madrid, 1955.
Parque de El Retiro. Madrid, 1955.
Escaparate del Paseo de Gracia. Barcelona, 1950.
Urbanización Ampuriabrava. Castelló d'Ampuries, Girona, 1975.
Madrid, 1955.
Señoritas por la Gran Vía. Madrid, 1955.

Francesc Català-Roca: Limpiabotas en la Gran Vía de Barcelona 1954